66-65. Injusta y dolorosa derrota

  • San Pablo volvió a tutear a uno de los grandes equipos de la categoría pero cedió en una mala recta final de partido
  • El mal porcentaje de tiros libres (62%) fue decisivo ante un triple sobre la bocina de Suka-Umu

El baloncesto fue injusto con el San Pablo Inmobiliaria Burgos. El conjunto azul salió mal al pabellón Javier Imbroda, pero rompió todos los pronósticos en la segunda mitad del partido. Durante el tercer cuarto los burgaleses dieron la vuelta al partido y lo encaminaron hacia la victoria. Sin embargo, los hombres de Diego Epifanio ‘Epi’ encajaron una derrota injusta, después de haber hecho frente a la considerada por muchos mejor plantilla de la liga, Melilla Baloncesto.

Los burgaleses supieron doblegar al conjunto local, pero acabaron pagando los múltiples errores de cara al aro que cometieron durante la recta final del partido. Marcos Suka-Umu marcó sobre la bocina un triple que era la última posibilidad de dar la vuelta al marcador. Así se llevó la victoria Melilla y dejó con un ácido recuerdo de la pista a San Pablo Inmobiliaria, después de haber tenido en la mano la victoria.

El partido arrancaba con dos defensas muy bien calibradas que se imponían sobre los ataques de ambos equipos. La igualdad fue la tónica predominante en el primer compás del partido (7-7). Las constantes alternativas defensivas planteadas sobre el parquet dejaron un dramático balance anotador que abusaba, por parte de ambos equipos, del lanzamiento exterior. Así se llegó al final del primer acto marcado por los errores (16-13).

Filip Toncinic trata de anotar a aro pasado. Nuria Rioja/Melilla

Filip Toncinic trata de anotar a aro pasado. Nuria Rioja/Melilla

La reanudación despertó a la plantilla local, que utilizó la entrada de Eduardo Hernández-Sonseca para abrir camino en el marcador (21-13). ‘Epi’ recurrió a unas ayudas defensivas más evidentes para Toncinic y Poscic, quienes sufrían para detener al pívot madrileño. La novedad permitió recortar diferencias, gracias en parte a Roger Vilanova que volvía tras su lesión con cuatro puntos consecutivos (21-17). Pero la reacción fue muy escueta y Melilla Baloncesto estaba más cómodo y lo hacía notar constantemente en parciales que les eran siempre favorables (32-23). Una ligera mejoría en la recta final del segundo cuarto permitió a San Pablo mantenerse dentro del partido con un marcador al descanso de 36-29.

La salida de vestuarios fue mucho mejor para los intereses de San Pablo. La defensa zonal planteada por ‘Epi’ secó literalmente la anotación de los locales, que no encontraban el camino del aro en ningún momento. Mientras, sin grandes alardes, los burgaleses iban creciendo en el marcador. Tal era la superioridad de los visitantes que llegaron a atajar la desventaja (38-38) y, a partir de ahí, se pusieron a comandar en el marcador. Con el 40-43, Alejandro Alcoba recurrió al tiempo muerto porque sus hombres no reaccionaban. El parón no sirvió para recuperar el timón del partido y San Pablo cerró un espectacular tercer cuarto por 44-49.

El camino a seguir estaba marcado y San Pablo debía seguirlo. Así lo hizo el cuadro burgalés y mantuvo las distancias, apoyándose en Filip Toncinic que fue de menos a más (48-55). Sin esperarlo, la progresión visitante se frenó y el juego se tuvo que basar en la defensa. Los errores se multiplicaron y el marcador subía con cuentagotas (53-57). Unos largos minutos finales, marcados por las faltas personales estiraron el partido en los que la línea de tiros libre fue decisiva. A pesar de tener el partido en la mano, los fallos desde la línea de 4,6 metros permitieron a Melilla tener una posesión de cuatro segundos con un triple como meta para llevarse el partido. El peor de los guiones se cumplió y Marcos Suka-Umu anotó un lanzamiento imposible que dio a vuelta al marcador en el último segundo (66-65).

La dolorosa derrota deberá olvidarse en la siguiente jornada que se celebrará en el polideportivo municipal El Plantío el próximo viernes (12 de febrero) a las 21.00 horas ante Leyma Basquet Coruña.

Ficha técnica

66 – Melilla Baloncesto: Asier Zengotitabengoa (11), Pelayo Larraona (3), Jorge Sanz (1), Pablo Almazán (5), Eduard Gatell (5), Héctor Manzano (11), Eloy Almazán (2), Javier González (0), Eduardo Hernández-Sonseca (7), Marcos Suka-Umu (12), Josep Franch (7), Brandon Edwards (2).

65 – San Pablo Inmobiliaria: Matija Poscic (2), , Roger Vilanova (4), Anton Maresch (4), Javi Vega (10), Justas Sinica (7), Augustas Peciukevicius (5), Filip Toncinic (15), Eduardo Martínez (11), Roger Fornas (7), Marco Proleta (0).

Cuartos: 16-13; 20-16; 8-20; 22-16.

Árbitros: Morales García-Alcaide y López Córdoba.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada de liga de la LEB Oro disputado en el pabellón Javier Imbroda Ortíz ante unos 1.200 espectadores.