69-67. Partido para olvidar, victoria para guardar

  • El San Pablo Inmobiliaria saca adelante un partido en el que nunca se sintieron cómodos y tuvieron que jugarse el partido a cara o cruz
  • Marín Peixegalego planteó excesivos problemas a los locales y estuvieron cerca de cerrar su racha de cinco derrotas consecutivas –hoy 6-

Victoria con sufrimiento. El San Pablo Inmobiliaria Burgos jugó uno de los partidos más raros de su historia, ante un rival que no le exigió mucho y al que, a pesar de todo, le costó ganar. Marín Peixegalego era muy intermitente y los azules se contagiaron de un juego paupérrimo.

Las pequeñas rachas de los azules eran habitualmente neutralizadas por los gallegos, que, incluso, llegaron a ponerse por un punto por delante antes del descanso (31-32). Pero, por suerte para el espectador, el juego se animó y el marcador creció a un mayor ritmo. En ese juego de tú a tú salió   ganando el San Pablo Inmobiliaria, que se fue al último cuarto con una ventaja de 57-49.

Y cuando todo parecía que estaba resuelto, el último cuarto se complicó demasiado y se tuvo que resolver en una jugada a cara o cruz en la que, por suerte, les salió cara a los locales (69-67).

El partido arrancó con un nivel muy bajo de baloncesto. Locales y visitantes estaban librando una batalla, en la que el gran perjudicado estaba siendo el ataque. Costó alcanzar el parcial de 4-7, lo que agotó la paciencia del entrenador burgalés Diego Epifanio ‘Epi’, que pidió tiempo muerto. La respuesta de los azules no fue ni mucho menos destacable, pero sí lo fue la defensa, que secó al Marín Peixegalego, generando un parcial de 14-4, que permitió al San Pablo Inmobiliaria cerrar el primer cuarto con un marcador de 18-11.

San Pablo-MarinSí el primer periodo no fue bueno, el segundo no lo mejoró. Paupérrimo apartado anotador, pero en esta ocasión en el casillero local, que no crecía ante los constantes errores en la selección de tiro y ejecución de los sistemas. Los gallegos estaban más acertados y, con mucho sacrificio, consiguieron empatar el partido y ‘Epi’ pidió tiempo muerto (27-27). No quedaba a penas tiempo para dar un vuelco al partido y tampoco al juego, que reflejó un pobre marcador al descanso 31 a 32.

El tercer periodo animó a la grada, que tenía ganas de ver un baloncesto más fluido. Ambos equipos se volcaron en ataque e intercambiaron golpes. Los de los azules eran más fuertes y más rápidos, de forma que consiguieron alcanzar una nada desdeñable ventaja de ocho puntos (48-40), que, esta vez, parecía más sólida que la conseguida en la primera mitad. Llegados a este punto, ecuador del tercer cuarto, el juego del San Pablo Inmobiliaria había mejorado ostensiblemente. Pero en apenas dos minutos, una sucesión de errores de los locales, permitieron al Marín Peixegalego meterse de nuevo en partido (52-47). Pero no había tiempo para mucho más y se terminó el primer cuarto con parcial positivo para los locales y un marcador de 57 a 49.

El cuarto decisivo comenzó muy igualado, quizá más de lo esperado. De hecho, Marín estaba recortando distancias y, por enésima vez, todo volvía a estar abierto. ‘Epi’ paró el partido porque la hegemonía de su equipo estaba siendo muy discutida y corría serio peligro (62-60). De hecho, la situación se agravó sobremanera, hasta el punto de que el San Pablo Inmobiliaria tuvo que resolver el partido en una última posesión de los azules, que se encargó de anotar Steinarsson con una gran penetración a canasta (69-67). Con 1,9 segundos para el final, Javier Llorente, técnico de los locales, pidió tiempo muerto para tratar de empatar o ganar el partido y, por suerte, el tiro de tres que consiguió sacarse Jason Cain no vio aro y la victoria se quedó en El Plantío (67-69).

El próximo partido no se jugará hasta el domingo 20 de noviembre, a las 18.00 horas ante Palma Air Europa.

Ficha técnica

69 – San Pablo Inmobiliaria: Brandon Brine (2), Aegir Steinarsson (4), Mo Soluade (3), Álex Barrera (12), Javi Vega (19), Jorge García (5), Edu Martínez (3), Goran Huskic (6), Percy Gibson (4) y Álex López (11).

67 – Marín Peixegalego: Alec Kobre (12), Marc Bauza (2), Manuel Ferreiro (4), Jason Cain (7), Gregorio Adon (0), Javier Múgica (9), Albert Homs (0), José Simeón (0), Andrés Miso (16), Timothy Derksen (17).

Cuartos: 18-11; 13-21; 26-17; 12-18;

Árbitros: De Lucas de Lucas y Muñoz García.

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada de la LEB Oro, disputado en el Polideportivo Municipal El Plantío ante unos 1.800 espectadores.