85-67. A San Pablo le sobra el último cuarto

  • Los burgaleses remaron durante los tres primeros periodos, pero sufrieron para tratar de sobreponerse a las bajas, lesiones y cansancio
  • Ourense se mostró muy sólido y consiguió forzar un cuarto partido que se jugará el domingo a las 19.00 horas

Demasiados contratiempos. San Pablo Inmobiliaria sufrió el problema de las lesiones, al que se sumó el cansancio y la acumulación de faltas, para conformar un muro que no pudieron superar. La solidez del juego de Ourense, durante todas las fases del partido, acabó imponiéndose.

A los burgaleses les sobró el último cuarto, ya que durante los otros treinta minutos de partido, los hombres de Diego Epifanio ‘Epi’ mantuvieron un alto nivel competitivo, que solo el extremado acierto de Diego Kapelan y el carácter de Jhornan Zamora superaron.

Así las cosas, la eliminatoria se sitúa en 2 a 1 y necesitará, al menos, un partido más para tratar cerrarla o igualarla. Este cuarto encuentro se celebrará el domingo a las 19.00 horas, de nuevo en tierras gallegas.

Inicio de excesivo acierto en el Pazo dos Deportes Paco Paz. Los gallegos arrancaban el tercer partido de la serie convirtiendo todo lo que lanzaban a canasta, marcando las primeras diferencias (10-6). San Pablo Inmobiliaria trataba de no quedarse atrás, tirando de enorme oficio (12-11). Pero a la mínima que los burgaleses fallaron más de la cuenta, Ourense amplió diferencias y ‘Epi’ solicitó su primer tiempo muerto (18-13). De poco sirvió, el conjunto local aprovechó un robo de balón de Ballesta sobre Vilanova para cerrar el primer cuarto con un marcador de 22 a 15.

Diego Kapelan volvió a ser la pesadilla de los burgaleses. COB

Diego Kapelan volvió a ser la pesadilla de los burgaleses. COB

San Pablo mostró su peor versión en los dos primeros minutos del segundo cuarto. Un rápido parcial de de 6-2 hacía saltar las alarmas del cuadro burgalés. ‘Epi’ solicitaba tiempo muerto en busca de una reacción de sus hombres (28-17). De poco o nada sirvió, mientras Kapelan, Barreiro y Martínez seguían impulsando su marcador (33-19). La situación empezaba a ser realmente delicada, pero la fortaleza del San Pablo, en pleno momento de madurez, hizo un gran parcial de 5-13 para acercar posturas, antes de llegar al descanso (38-32).

Salida de vestuarios fulgurante del cuadro burgalés que servía para casi igualar el partido (41-40). Pero, en el mejor momento de San Pablo, resurgió el equipo local poniendo un parcial de 7-0 que volvía a dar una gran bolsa de oxígeno a los gallegos (48-40). Otra vez le tocaba a San Pablo recuperarse, algo que no le costó demasiado. Los visitantes volvieron a acercarse a los orensanos (57-52). El buen momento de los hombres de ‘Epi’ repitió su acercamiento estéril, que no daba la vuelta al marcador. Lo peor de todo llegaba en el último aliento, cuando Jhornan Zamora anotaba un triple desde su campo para cerrar el cuarto con 63 a 55 en el marcador.

Con el sock sufrido en el último cuarto, los burgaleses encajaron un rápido 5-1 y ‘Epi’ no tuvo otro remedio que parar el partido, antes de que la distancia fuese insalvable (67-56). Pero esta vez, el acierto abandonó al San Pablo y Ourense no desaprovechó la oportunidad para terminar de romper el partido (72-57). La diferencia no hizo sino crecer, ante un equipo marcador por la escasa rotación, condicionada por las lesiones y las faltas que afectaron a los hombres de ‘Epi’.

Ficha técnica

85 – Ourense Baloncesto: Jonathan Barreiro (4), Maksin Salash (6), Kyle Rowley (6), Tomás Fernández (11), Diego Kapelan (19), Pedro Rivero (5), Ander Martínez (10), Guillermo Rejón (2), Jhornan Zamora (17), Juan Ballesta (5), Bob Van Zijverden (0), Martín Iglesias (0).

67 – San Pablo Inmobiliaria: Matija Poscic (4), Roger Vilanova (8), Anton Maresch (9), Javi Vega (14), Justas Sinica (8), Filip Toncinic (7), Christian Behrens (0), Edu Martínez (6), Roger Fornas (11), Marko Proleta (0).

Cuartos: 22-15; 16-17; 25-23; 22-12;

Árbitros: Lucas de Lucas y Palomo Cañas.

Incidencias: Tercer partido de la primera serie de los playoff por el ascenso a Liga Endesa disputado en el Pazo dos Deportes Paco Paz ante unos 1.300 espectadores.