92-81. El San Pablo entra en la final por la puerta grande

  • Los azules tumban al Cafés Candelas Breogán con un 0-3 difícil de prever y ya esperan al rival que saldrá de la semifinal entre Oviedo y Palencia
  • El partido fue un combate a vida o muerte en el que los burgaleses tuvieron la cabeza más fría para decidirlo

A la final. El San Pablo Inmobiliaria puede presumir de ser uno de los pocos equipos que alcanza una final del ‘playoff’ invicto y, además, después de haber superado a dos de los favoritos. El Cafés Candelas Breogán ha sido su última víctima y también por la vía rápida, a pesar de que los gallegos partían con el factor cancha a favor. El conjunto dirigido por Diego Epifanio ‘Epi’ ha sido superior en cada enfrentamiento y lo ha demostrado ganado con soltura a los lucenses.

El cuadro gallego ha llegado a El Plantío con la presión de estar obligado a ganar. El excepcional ambiente que ha registrado la pista burgalesa ha permitido al cuadro local ir siempre por delante en el marcador y tumbar a su rival en la recta final del encuentro en la que cada posesión era trascendental.

Así las cosas, los azules ponen punto y seguido a esta fase de ascenso en la que están siendo un equipo impecable que puede presumir de haber alcanzado la final después de haber dejado por el camino a los dos máximos favoritos, Melilla Baloncesto y Cafés Candelas Breogán.

Alex López ante Stainbrook. María González

Noche de gala en un Polideportivo Municipal El Plantío con muchas ganas de ver buen baloncesto y celebrar una victoria que valía una final. El ritmo no faltó en las gradas y los locales se contagiaron a las primeras de cambio de él. A pesar de la igualdad en los primeros compases del partido (6-6), el San Pablo Inmobiliaria asumió las riendas conforme avanzaba el primer cuarto. Natxo Lezcano no tardó en reunir a sus jugadores para pedirles más sacrificio (14-8) y su respuesta fue positiva. El Cafés Candelas Breogán bloqueó la progresión de los burgaleses para conseguir acercarse mucho al final del primer periodo (20-17).

Lo peor hasta el momento habían sido las nueve faltas personales con las que había acabado el San Pablo Inmobiliaria. Los burgaleses debían ajustar su defensa para no acabar lastrados al final del partido. La misión salió bien durante los tres primeros minutos, pero después se desbarató. De nuevo, los azules se veían por encima de los celestes en el luminoso de personales, aunque con unos puntos también por encima (30-24). El triple de Soluade fue un paso importante para los hombres de Diego Epifanio ‘Epi’ que comenzaron a construir la que parecía una ventaja reseñable. Lezcano volvió a pararlo (36-31), pero no consiguió equilibrar el nivel de juego de los burgaleses, siempre un paso por encima. Así, el partido se fue al descanso con una ligera ventaja que podía ser algo más a las primeras de cambio (42-37).

El paso por vestuarios sirvió para que ambos equipos recuperasen fuerzas de cara a una segunda mitad que se preveía agónica. La distancia de seguridad del San Pablo Inmobiliaria, esa que oscilaba en una simetría perfecta estuvo presente hasta el ecuador del tercer cuarto. De cinco a un punto, los locales mantenían el dominio en el marcador. ‘Epi’ lo tuvo que parar cuando los lucenses se pusieron por segunda vez a un punto (53-52) y, como viene siendo habitual, el minuto de reflexión trajo un parcial favorable de 9-3 que puso, por primera vez en todo el partido, al Cafés Candelas Breogán contra las cuerdas (64-55). Rafa Huertas sostuvo a los lucenses y alumbró el camino para meterse de nuevo en partido. Con el acierto desde 6,75 fue como el tercer periodo se cerró con un ajustado 71-68.

Todo por decidirse, como no podía ser de otra manera en un partido de alto voltaje como el que podía dar un pase a la final. La tensión se cortaba con un cuchillo y cada acción era jaleada, en busca de esos puntos que mantuviesen a los locales por encima en el marcador, como habían estado durante todo el encuentro (75-72). Las múltiples faltas personales señaladas hicieron que el partido se tuviese que decidir desde la línea de tiro libre. En ese apartado era ligeramente mejor el conjunto de Natxo Lezcano y ‘Epi’ recuperó a sus hombres cuando el partido entraba en su fase decisiva (81-77). En la salida, Edu Martínez hizo tambalearse a Cafés Candelas, con un triple en el último segundo de la posesión y Jorge García lo llevó a la lona (86-77). Los gallegos pararon el partido con 2:20 por jugarse, pero ya estaba todo decidido. El Plantío viviría una fiesta durante los instantes finales, con un público entregado a un equipo que se mete en la final del ‘playoff’ sin conocer la derrota (92-81).

Ahora, el San Pablo Inmobiliaria esperará a su próximo rival que saldrá de la semifinal que están disputando el Unión Financiera Baloncesto Oviedo y el Quesos Cerrato Palencia (1-2). El siguiente partido será el viernes 2 de junio, pero el escenario dependerá de qué equipo pase a la final por el otro lado del cuadro.

Ficha técnica

92 – San Pablo Inmobiliaria: Brandon Brine (7), Aegir Steinarsson (3), Mo Soluade (7), Alex Barrera (10), Javi Vega (18), Jorge García (4), Filip Toncinic (-), Edu Martínez (9), Goran Huskic (19), Alex López (15), Haris Genjac (-) y Jules Akodo (-).

81 – Cafés Candelas Breogán: Juan M. Fernández (11), Rafa Huertas (15), Iván Cruz (13), Salva Arco (16), Thomas Bropleh (4), Josep Franch (5), Jonathan Gilling (-), Matthew Stainbrook (11), Sergi Quintela (6) y Pep Ortega (-).

Cuartos: 20-17; 22-20; 29-31; 21-13;

Árbitros: Mendoza Holgado y Zamora Rodríguez.

Incidencias: Tercer partido de la segunda serie del ‘playoff’ de ascenso a la Liga Endesa disputado en el Polideportivo Municipal El Plantío ante unos 2.500 espectadores, un centenar de ellos procedentes de Lugo.

Escucha las declaraciones postpartido de Diego Epifanio Alex López y Natxo Lezcano