Choque de máxima exigencia en el Pazo

  • San Pablo Inmobiliaria afronta el duelo en inferioridad de condiciones por las lesiones de Sinica y Poscic
  • Los burgaleses tratarán de dar la sorpresa ante un Breogán que se ha reforzado mucho y bien durante el mercado de invierno

Sin excusas, pero con unas condiciones límite viajará San Pablo Inmobiliaria Burgos a Lugo. Las dos bajas con las que afronta el partido ante Cafés Candelas Breogán limitan las opciones de victoria de los azules. A pesar de todo, el técnico, Diego Epifanio ‘Epi’ intentará “limar los puntos fuertes” de los gallegos, dando dobles puestos a los jugadores más versátiles, de forma que se minimicen lo más posible las ausencias de Justas Sinica y Matija Poscic.

Por suerte, Rafa Huertas, último jugador en entrar en la dinámica de grupo tras su lesión, tiene olvidada su pubalgia y estará en plenas facultades para afrontar el partido. Marko Proleta asumirá más responsabilidad, como ya hizo ante Quesos Cerrato Palencia. Con nueve jugadores, San Pablo tratará de poner fin a una mala racha de cuatro derrotas consecutivas en una cancha que vive intensamente el baloncesto y que motiva a los jugadores.

A pesar de los mensajes positivos, ‘Epi’ reconoce que al equipo le ha pesado esta semana y le ha faltado “chispa y alegría”, después de tantos reveses seguidos en los últimos minutos de partido. Para cambiar la dinámica, el cuerpo técnico ha apretado los dientes y permanece aferrado al trabajo, única herramienta para salir de una situación en la que la suerte le ha sido esquiva al equipo burgalés.

Por su parte, Cafés Candelas Breogán llega con todos sus efectivos disponibles, incluyendo los refuerzos de calidad que ha incorporado en el mercado de invierno. Pep Ortega y Jeff Xavier han arrancado a muy buen ritmo con la camiseta celeste y el técnico, Lisardo Gómez, puede presumir de contar con once jugadores de mucho nivel. Además, el equipo estará al completo, con la única salvedad de las molestias que sufre Devin Wright, las cuales no le impedirán jugar.