Concentración máxima para acabar el año con victoria

  • San Pablo Inmobiliaria celebra el domingo el último partido de 2015 ante Oviedo Baloncesto
  • Todos los efectivos estarán disponibles para medirse a un equipo que pisa los talones a los burgaleses

El 2015 toca a su fin con un San Pablo Inmobiliaria en racha. Tres victorias consecutivas de los burgaleses son los argumentos presentados para superar a un Unión Financiera Baloncesto Oviedo que cuenta con el mismo número de victorias que los locales, ocho. Por ello, se presume un partido difícil, en el que San Pablo tratará de imponer su juego y evitar las caídas de concentración.

Por suerte, Epi, en su quinto partido al mando del banquillo local, cuenta con todos sus jugadores disponibles e incluso ha podido realizar dos jornadas de entrenamientos con el equipo al completo. El entrenador burgalés va consiguiendo que sus hombres aumenten su nivel defensivo y comienza a estar satisfecho con el rumbo que está tomando su conjunto.

Para intentar sumar la cuarta victoria de forma consecutiva, la grada volverá a ser una de las piezas claves, a la que Epi le ha pedido que “siga siendo como hasta ahora”. Los aficionados, además, podrán volcarse con su asistencia en una jornada con las entradas que adquieran los abonados a cinco euros.

El rival de los burgaleses, Oviedo Baloncesto, llega al partido con la victoria ante Palma Air Europa en la retina y con la oportunidad de superar a un rival directo. Sin duda, los asturianos serán un duro rival para San Pablo Inmobiliaria, en una temporada en la que el técnico, Carles Marco, ha dado un paso al frente con un conjunto que ya venía haciendo las cosas bien temporadas atrás.

El principal potencial de los asturianos se encuentra en su perímetro. Sin duda, el alero Jordan Swing será uno de los nombres propios del partido. El estadounidense es un habitual en la sección de jugadores destacados de la jornada. Además, es el mejor lanzador de triples de la categoría. Swing tiene, después de 58 lanzamientos, un acierto del 53 por ciento.

Pero la atención burgalesa deberá también fijarse también en Ferran Bassas o Kevin Van Wijk para no ser sorprendido por un equipo que está haciendo las cosas muy bien.