El Hereda San Pablo Burgos, mentalizado para volver a ganar

  • El cuadro castellano visitará a Unicaja este sábado, desde las 20:45 horas, en el Martín Carpena

 

El Hereda San Pablo Burgos afronta una nueva oportunidad de reconducir su camino por esta temporada de Liga Endesa buscando una victoria ante Unicaja este sábado, a partir de las 20:45 horas, en el Palacio de Deportes Martín Carpena de Málaga. Los de Žan Tabak tienen clara la dificultad de un encuentro en el que se medirán dos equipos con necesidad de ganar, pero llegan mentalizados para poder conseguir su objetivo.

Los burgaleses alcanzan esta décima jornada con las ganas de sumar de nuevo una victoria de acb tras haber acumulado cuatro derrotas en sus últimos compromisos ligueros. El entrenador del Hereda San Pablo Burgos, Žan Tabak, ha recalcado que afronta este duelo igual que otros: “No podemos dividir los partidos entre más o menos fáciles, más o menos importantes. Estamos intentando normalizar esta situación y subir el ánimo para que podamos competir este partido al mejor nivel posible”.

En esta línea, el técnico croata ha destacado: “El equipo moralmente está bien, preparado para competir” un encuentro que se presenta como fundamental para reconducir una dinámica de resultados que debe mejorar. Para ello, el conjunto burgalés ha incorporado esta semana al pívot Julian Gamble, al que Tabak ha definido como “un jugador que tiene más herramientas en ataque y que puede jugar relativamente bien en el poste bajo”. Además, la llegada del estadounidense podrá renovar el aire en el vestuario, lo que podría ayudar al progreso del grupo: “Cada vez que haces un cambio en el equipo, se produce un efecto de energía positiva que nosotros queremos utilizar para intentar mejorar nuestro juego”.

Para este encuentro de Liga Endesa, el entrenador no podrá disponer de Marc García, que será baja dentro del proceso de recuperación tras su operación, pero espera contar con el resto de miembros de su plantilla, incluido Dani Díez. El madrileño ha pasado a lo largo de la última semana por un proceso gripal que le ha mantenido alejado de los entrenamientos de grupo, a los que se ha ido reincorporando de manera paulatina. Para Díez, el partido de mañana será especial, puesto que se enfrentará a un equipo cajista en el que compitió durante cuatro temporadas, en una exitosa etapa en la que conquistó un título de Eurocup. Las novedades en la expedición burgalesa pasan por la baja de Steve Zack y la incorporación a la convocatoria del jugador del Nissan Grupo de Santiago, Gonzalo Corbalán.

Unicaja recibirá al Hereda San Pablo Burgos desde la duodécima posición de la clasificación, solo una por encima de los castellanos, con los que están empatados en su balance de resultados: ambos tienen 3 victorias y 6 derrotas. Para más igualdad, los dos cuadros que se medirán mañana han acumulado cuatro derrotas en sus últimos duelos ligueros, por lo que la victoria será un premio de especial importancia para ambos contendientes.

La última derrota de los de Fotis Katsikaris se produjo a domicilio en su visita a Bitci Baskonia (92-89), en un igualado encuentro en el que sobresalieron Axel Bouteille (23 puntos, con cinco triples de cinco intentos desde el exterior), Tim Abromaitis (17 puntos) y Norris Cole (10 asistencias).

El poderío exterior de Unicaja es su principal herramienta para competir en esta temporada de Liga Endesa, en la que se ha mostrado como el equipo con mejor porcentaje desde la línea de tres puntos (38,94%), con una amplia nómina de jugadores destacados en este aspecto: Axel Bouteille, Jaime Fernández, Darío Brizuela o Norris Cole.

El cuadro andaluz “tiene muchísimo talento en ataque, especialmente en las posiciones exteriores, muchísima creación y muchísimos puntos. Ahí es donde está la clave para afrontar este partido: intentar minimizar el impacto de esta línea exterior”, ha subrayado Tabak sobre un equipo al que “le gusta jugar en transición”.

A pesar de la necesidad de sumar una victoria tanto para los burgaleses como para los malagueños, el técnico ha apuntado: “Mentalmente no creo que sea bueno pensar que es un partido de todo o nada, a vida o muerte”. Por ello, el objetivo será “normalizar la situación para que esta presión no nos pese”.

El entrenador de los castellanos ha resumido: “Vamos a jugar contra un buen equipo, que juega en su cancha, que está igualmente en un momento de necesidad y vamos a buscar nuestras oportunidades para ganar este partido”. El Hereda San Pablo Burgos y Unicaja pelearán por un triunfo especialmente relevante este sábado, desde las 20:45 horas, en el Martín Carpena.

Previa Žan Tabak