Hora de recuperar la senda del triunfo

  • San Pablo Inmobiliaria se mide este sábado a las 19.00 horas ante Peñas Huesca con el firme objetivo de cerrar la racha de tres derrotas consecutivas
  • Los contratiempos físicos sufridos por los jugadores durante la semana han mermado el ritmo de entrenamiento y la participación de Martínez peligra

Es hora de olvidar las tres derrotas consecutivas y volver a la senda del triunfo. San Pablo Inmobiliaria Burgos se ha grabado a fuego la máxima de ganar en Huesca para volver a mirar hacia arriba de la clasificación y no perder el compás marcado por los equipos de la zona noble.

Si bien no ha sido la mejor semana de trabajo para Epi y los suyos por los numerosos contratiempos físicos, en el momento decisivo (sábado a las 19.00 horas) hay posibilidades de todos puedan ser de la partida. El jugador que está más en duda es Edu Martínez, quien sufrió un fuerte golpe en el codo durante un entrenamiento y no ha podido compartir las sesiones habituales con sus compañeros. También está con problemas Augustas Peciukevicius. El base lituano se lesionó en el partido contra Amics Castelló y su recuperación para esta jornada está en duda, más si cabe con un proceso gripal que viene padeciendo desde el miércoles. Por último, Anton Maresch y sus molestias en la rodilla le han obligado a bajar la intensidad, pero es más que segura la participación del escolta austriaco en el Palacio de los Deportes de Huesca.

En cuanto al desarrollo del partido, Epi prevé que el rival presentará un alto nivel defensivo que buscará transiciones rápidas para anotar fácil. Para poner freno a los puntos fuertes de los oscenses, el técnico del San Pablo Inmobiliaria ha pedido a sus jugadores igualar el esfuerzo defensivo y ser inteligentes en ataque. Solo de esta forma, los burgaleses marcarán el tempo del partido y tendrán opciones de superar a un equipo que únicamente ha caído en casa en dos ocasiones.

Peñas Huesca presenta un conjunto marcado por la juventud y el talento de sus jugadores. Además, la presencia de un histórico de la LEB Oro como Quim Costa en el banquillo supone una garantía de trabajo para un equipo acostumbrado a exigirse lo máximo para sacar resultados positivos.

Los oscenses, liderados por una gran pareja de bases, tienen en Lluis Costa y Christian Díaz una de sus grandes fortalezas, que comparándola con la burgalesa sale vencedora.