La piedra de toque vasca

  • El San Pablo Inmobiliaria se mide este viernes a las 21.00 horas en el José Antonio Gaska de San Sebastián a uno de los equipos más en forma, el RETAbet.es GBC

Llega la jornada 6 de la LEB Oro y, con ella, uno de los partidos más esperados, el RETAbet.es GBC – San Pablo Inmobiliaria Burgos. Sin duda, una piedra de toque para medir hasta dónde llega el buen estado de forma del cuadro burgalés, después de haber contrarrestado las dos derrotas de las primeras jornadas con tres victorias consecutivas.

Previa GBC-San PabloLos hombres que dirige Diego Epifanio ‘Epi’ necesitarán seguir igual de entonados que en ocasiones anteriores o incluso más para frenar a uno de los aspirantes al ascenso, y recién descendido de ACB. Para hacer frente al reto, ‘Epi’ contará con todos sus efectivos, aunque con la duda del pívot Percy Gibson, que sufrió un golpe en la rodilla en el entrenamiento del lunes y no se ha vuelto a ejercitar durante toda la semana. De hecho, hasta hoy no será sometido a las pertinentes pruebas médicas. También han sufrido contratiempos el alero Brandon Brine y Álex López, pero ambos se han recuperado y podrán estar disponibles para el partido.

Así, ‘Epi’ ha trabajado durante esta semana en reducir el gran número de balones perdidos durante estas primeras jornadas de liga, algo que, según ha reconocido esta mañana en rueda de prensa previa al partido, le preocupa. Sin ir más lejos, esta última jornada, en la que los azules estuvieron de notable alto, consiguiendo una valoración de 132 puntos, sufrieron 20 pérdidas de balón, una cifra demasiado alta.

En este sentido, RETAbet.es GBC es un conjunto que va a exigir mucho de los burgaleses y 20 pérdidas de balón serían un lastre demasiado elevado. El conjunto de Porfi Fisac, uno de los mejores técnicos de la liga, juega a marcadores bajos. Su aguerrida defensa y la determinación de sus roles en ataque, componen un cóctel explosivo difícil de superar.

Quizá, su punto débil se encuentra en una plantilla corta que baja el rendimiento cuando sus segundas unidades no están con la confianza necesaria para no desentonar con el resto.

Ricardo Uriz, Sergi Pino, Kaz Carlson o Tautvydas Slezas son los principales baluartes de un equipo muy equilibrado que está potenciado desde el banquillo con un Fisac que saca todo el baloncesto y más que los jugadores llevan dentro.