«Sabemos que debemos jugar un gran partido para ganar mañana»

  • El San Pablo Burgos disputará el segundo duelo de octavos ante el Dinamo Sassari este martes, a las 20:30 horas, en el Coliseum

 

El San Pablo Burgos afrontará el segundo partido de su eliminatoria de octavos de final de la Basketball Champions League (BCL) frente al Dinamo Sassari este martes, a partir de las 20:30 horas, en el Coliseum. El entrenador de los castellanos, Joan Peñarroya, ha destacado en la previa la dificultad del rival que pisará mañana el parqué burgalés y ha insistido en que deberán realizar un partido de mucha calidad para superar al conjunto italiano.

«Jugamos ante un muy buen equipo, como ya nos demostró en su pista», ha comentado el técnico en la previa del duelo. En el choque que se celebró en Italia, «hicimos una primera parte muy buena», en la que «paramos algunos de sus focos importantes en el poste bajo y tuvimos un acierto importante en nuestro juego ofensivo». No obstante, «en el inicio del tercer cuarto, ellos demostraron el equipo que son y, a partir de ahí, el duelo se equilibró». La conclusión del encuentro «fue un cara o cruz que supimos gestionar mejor al final».

Por todo ello, el enfrentamiento de mañana se presenta como «un partido abierto», en el que el factor Coliseum podrá ser determinante. «Espero que jugarlo aquí, en Burgos, con el apoyo de nuestra gente, nos dé ese plus para llevarnos la victoria», ha resaltado Peñarroya.

Salvo por la baja de larga duración de Goran Huskic, el entrenador del San Pablo Burgos podrá disponer de todos sus efectivos para poder sellar el pase de ronda en la BCL. El encuentro de mañana «te da la posibilidad de entrar en cuartos de final de una competición europea», lo que hace de este uno de esos choques «que a todos nos gustan». El técnico ha añadido: «Esperemos que este club tenga muchos partidos de este tipo de aquí en adelante».

Joan Peñarroya plantea el duelo sabiendo de la experiencia en competiciones internacionales que reúne la plantilla de los sardos, por lo que el equipo deberá «tener la capacidad de jugar bien y, cuando no estemos jugando bien, de agarrarnos el partido y de sufrir para llevárnoslo al final».

Sin el factor cancha inicial, los castellanos debían vencer a domicilio, su primer reto cumplido, y podrán coronar su actuación en la eliminatoria con un nuevo triunfo: «Hay que ganar dos partidos y, evidentemente, nosotros lo queremos hacer mañana, pero sabemos que tenemos que hacer un muy buen partido». El entrenador ha recalcado: «Ojalá que el Coliseum sea una fiesta con nuestra gente». El encuentro del San Pablo Burgos arrancará a las 20:30 horas de mañana martes.

Previa Joan Peñarroya