San Pablo mejora su preparación en un amistoso ante Estudiantes

  • El conjunto madrileño de ACB ha compartido entrenamiento con los burgaleses en El Plantío

San Pablo Inmobiliaria ha disputado un partido amistoso a puerta cerrada ante Movistar Estudiantes, equipo que milita en ACB y que ha venido a Burgos para aumentar su nivel competitivo. En plena preparación del partido del próximo viernes ante Amics Castelló, los azules se han sometido a un exigente reto en el que Christian Behrens ha tenido más minutos para seguir adaptándose a su nuevo equipo.

También ha jugado a un buen nivel Rafa Huertas y Justas Sinica, dos de los últimos jugadores que han superado lesiones. Sin embargo, Matija Poscic ha seguido el entrenamiento desde el banquillo. El pívot croata está animado por la evolución de su lesión y pronto podrá volver a la cancha.

El partido arrancó con un marcado carácter competitivo en el que la defensa de Movistar Estudiantes rindió a mayor nivel y generó muchas dificultades al ataque azul. La imagen del San Pablo era buena pero los errores finales acababan lastrando las opciones de los locales. Conforme pasaron los primeros minutos, los hombres dirigidos por Diego Epifanio ‘Epi’ mejoraron su balance y la imagen general del juego.

Con un nuevo cuarto en el que empezar de cero, San Pablo salió de nuevo con problemas en las marcas. Sin embargo, esta vez, los azules reaccionaron mucho antes, impulsados por un Justas Sinica que anotó dos triples consecutivos. Una vez enseñados los dientes, la entrada de Xavi Rey y, sobre todo, Fernández subieron el nivel de los madrileños que corrigieron en dos minutos los errores cometidos durante el ecuador del periodo.

Un tercer cuarto que marcó el pico de intensidad, dejó la mejor versión de ambos conjuntos, en un duelo de defensas en las que la última opción era que pasase el atacante. Siempre un paso por detrás en lo que a acierto ofensivo se refiere, San Pablo acabó de nuevo sufriendo las consecuencias de medirse a un rival con más peso.

El último periodo volvió a repetir la tónica de los anteriores. Un Movistar Estudiantes con mejor índice anotador que se ponía por delante y que recibía una respuesta de los locales. Otra vez, un exceso en el tiro exterior lastraba las opciones de San Pablo, cuando el acierto era esquivo. Los madrileños jugaron bien sus cartas en los últimos minutos y tomaron una mayor distancia que dejó a San Pablo con las ganas de llevarse alguno de los parciales.