San Pablo quiere imponerse a los elementos y ganar en el Pazo

  • Los burgaleses, con las bajas de Huertas y Peciukevicius, confían en cerrar la serie sin recurrir al quinto partido
  • El Pazo será un fortín, con una afición cobista volcada en equilibrar la eliminatoria

Sufrir para ganar. San Pablo Inmobiliaria tiene este domingo a las 19.00 horas un partido muy exigente en el que lo único que tiene a favor es el colchón del quinto partido. Al margen de esto, para que los burgaleses cierren la serie en el Pazo dos Deportes Paco Paz deberán superar a una afición cobista volcada con su equipo y sobreponerse a las bajas de Rafa Huertas -seguro- y Peciukevicius -muy probablemente-.

Además, durante estos días en Ourense, el cuadro burgalés ha tenido que entrenarse en una cancha aledaña a la de juego, por lo que su preparación tiene condicionantes. La coincidencia con la celebración del Campeonato de España de Bádminton ha obligado a que ambos conjuntos tengan que prepararse en otro lugar.

previaPLAYOFFUna vez más, el trabajo del técnico burgalés, Diego Epifanio ‘Epi’, se ha centrado en corregir los muchos errores cometidos el pasado jueves, cuando el equipo mantuvo una buena línea de esfuerzo que se vio emborronada por el mal porcentaje de acierto desde la línea de tiro libre del 57 por ciento (17/30) y los desajustes en el sistema defensivo planteado por ‘Epi’ y que tan buen fruto dio en el segundo partido de la serie.

Si a estas claves se mantiene el gran trabajo en la carga del rebote y los jugadores no sufren problemas con el número de faltas en los primeros cuartos, San Pablo tendrá opciones de imponerse a los elementos, cerrando una serie en sobre la que los burgaleses no quieren ni oír hablar de quinto partido.

El rival tiene la sartén por el mango. Ourense Baloncesto volverá a manejar el entorno a su antojo para descentrar a los burgaleses. Gonzalo García de Vitoria, técnico de los gallegos, sabe que su plan está próximo a cumplirse y, si gana en casa, habrá cumplido con los suyos, a pesar de que no pasase la eliminatoria, en una temporada convulsa en los despachos con la plaza de ACB en el aire.

Mañana los cobistas tendrán la oportunidad de demostrar que son una afición de ACB, apoyando a su equipo con una entrada mejor a la registrada el jueves, en un partido al que acudieron unos 1.300 espectadores.