«Solo nos planteamos ganar el partido de mañana»

  • El San Pablo Burgos recibe al RASTA Vechta este miércoles, a las 18:30 horas, en el Coliseum

 

Llega la jornada final de la fase de grupos de la Basketball Champions League (BCL). El San Pablo Burgos se jugará la plaza para los octavos de la competición en una suerte de final ante el RASTA Vechta, en la que uno de los dos conjuntos obtendrá el pase para la siguiente ronda. El encuentro comenzará mañana miércoles, a las 18:30 horas, en el Coliseum, y los castellanos apuran las últimas horas de entrenamiento para llegar en las mejores condiciones al choque. Los de Joan Peñarroya tienen en mente un único objetivo: el de ganar el partido para entrar en la próxima eliminatoria europea.

«Jugamos los dos equipos implicados para clasificarnos», ha recordado el entrenador del San Pablo Burgos en la previa, dentro de una jornada en la que está «todo abierto» para burgaleses y alemanes, en «un partido en el que no nos plantemos otra cosa que no sea conseguir la victoria». El cuadro castellano no quiere echar cuentas y se centra en obtener el triunfo que les daría el billete directo para la próxima ronda.

Las pasadas tres derrotas, dos en Liga Endesa y una en la BCL, no afectarán a la mentalidad del equipo burgalés, que conoce «de qué va la competición» y es consciente de que «necesitamos cambiar la dinámica de resultados». Todo pasa por conseguir el triunfo este miércoles: «Lo que hay en juego es suficientemente importante como para no despistarnos o pensar en lo que hemos hecho bien o mal en las últimas jornadas».

El precedente del duelo ante el RASTA Vechta es positivo, ya que los de Peñarroya lograron vencer a domicilio por 87-93, lo que les da un margen extra de basket average para hacerse con la clasificación a octavos. En lo que respecta al rival, el técnico ha señalado que «básicamente el equipo es el mismo» al que se enfrentaron en la primera vuelta, con «cuatro o cinco jugadores protagonistas» definidos, «transiciones rápidas» y «peligro» en las situaciones de 1×1.

A favor del conjunto castellano, estará también el calor de la grada. «Si de algo no tengo dudas es de que el Coliseum va a estar a tope», ha recalcado Peñarroya, que espera que el pabellón registre «una buena entrada y que la gente ayude a los chicos a hacer un buen partido». El San Pablo Burgos disputará junto a su afición esta cita tan especial mañana miércoles, a partir de las 18:30 horas, en casa.

Previa Joan Peñarroya