Tres victorias y un rival distancian al San Pablo del ascenso a la ACB

  • Arranca la serie final del ‘playoff’ con un emocionante derbi regional entre el San Pablo Inmobiliaria Burgos y el Quesos Cerrato Palencia que enfrentará en El Plantío los dos primeros duelos

Sin duda, la final del ‘playoff’ es el momento más emocionante de la temporada. El San Pablo Inmobiliaria Burgos y el Quesos Cerrato Palencia se disputarán la segunda plaza de ascenso a la Liga Endesa, en una serie que se volverá a disputar al mejor de cinco encuentros. Los azules tendrán a favor el factor cancha y los morados su experiencia en estas fases, en un duelo que es a su vez un derbi regional. Esto implica que las aficiones de uno y otro equipo tendrán desplazamientos cómodos para arropar a sus equipos en una final que podría decidirse por detalles.

A favor del San Pablo Inmobiliaria corre también el excepcional estado de forma que le ha llevado a alcanzar la final manteniéndose invicto y los encuentros previos esta temporada. Y es que los burgaleses han ganado a los morados en los tres encuentros que se han medido. Copa Castilla y León (91-82) y liga regular (65-93 y 97-71) han caído del lado de los burgaleses, algo que podría hacer pensar que tienen tomada la medida a los palentinos. Sin embargo, el cuadro que dirige Diego Epifanio ‘Epi’ huye de cualquier exceso de confianza y se concentra en mantener su juego unos partidos más para imponerse en una final en la que nada de lo ocurrido antes sirve.

Y para ello, el estado físico de los azules ayuda. Sin ausencias para afrontar esta final, el equipo local tiene a su favor haber jugado tres partidos menos que su rival, que necesitó cinco partidos para deshacerse de Leyma Natura Coruña en cuartos de final y cuatro para hacer lo propio con Unión Financiera Baloncesto Oviedo en semifinales. Es por esto que el Quesos Cerrato Palencia tratará de imponer su propio ritmo para no entrar en un duelo abierto en el que los burgaleses tienen más pegada. Sin embargo, las diferencias, con los números en la mano, son mínimas. El San Pablo promedia 87,5 puntos en el ‘playoff’, mientras que el Quesos Cerrato se queda en 85,6. En el apartado en el que sí se percibe un mejor trabajo de unos y otros es en el rebote ofensivo, donde los morados recogen 9, por los 5,8 de los azules. Al contrario, los burgaleses roban más balones, 8,5, frente a los 5,9 de los palentinos.

Así las cosas, el equipo que dirige Sergio García se presenta a esta final como último vencedor de la LEB Oro y con la necesidad, y quién sabe si ansiedad, por la obligación a ganar, una vez ha puesto en marcha las obras de ampliación del polideportivo Marta Domínguez para adecuarlo a las exigencias de aforo que impone la ACB.

Escucha las declaraciones previas de Diego Epifanio ‘Epi’

  Categorías: Noticias, Previas