«Vengo a ayudar al equipo lo máximo posible en este mes y medio»

  • El pívot Oliver Stevic ha sido presentado como jugador del San Pablo Burgos en Deportes Manzanedo

 

La tienda de Deportes Manzanedo de la calle Madrid ha servido como escenario para realizar la presentación oficial de Oliver Stevic como jugador del San Pablo Burgos. El pívot serbio aterriza en el conjunto castellano con un contrato que se extenderá a lo largo del próximo mes y medio, pero con la posibilidad de ampliarlo hasta final de temporada.

El director deportivo del club, Albano Martínez, ha presentado al jugador ante los medios de comunicación, y ha querido agradecerle «su predisposición para estar con nosotros». Como ha señalado, «ha sido un fichaje relámpago», en el que Stevic «ha puesto mucho de su parte». Martínez ha definido al serbio como un pívot que puede alternarse entre las posiciones de cuatro y de cinco y que llega para «aportar mucho en defensa y en el rebote». Ahora, la prioridad del club pasará por «hacerle la vida fácil para que se pueda adaptar muy pronto al equipo», una tarea en la que podrá ayudar el entrenador Joan Peñarroya, con quien el de Belgrado ya compartió vestuario.

«Estoy muy contento por esta oportunidad de vestir la camiseta del San Pablo Burgos», ha destacado Oliver Stevic en sus primeras palabras como jugador del cuadro castellano, en las que también ha mostrado sus «ganas de jugar delante de una de las mejores aficiones de la liga». El jugador ha afirmado que puede «ayudar en la pista y en el vestuario con experiencia», no solo en la Liga Endesa, donde ya ha militado, sino también en competiciones europeas. Será la primera vez que compita en la Basketball Champions League (BCL), aunque ya lo ha hecho en Eurocup.

Después de superar su lesión, Stevic ha estado compitiendo en la Liga Adriática, en la que ha disputado minutos que le han permitido «volver a coger ritmo y esperar la oportunidad de volver a la Liga Endesa», un objetivo que cumple ahora con su llegada al San Pablo Burgos. El reto más inmediato del pívot será «ayudar en este primer mes y medio al equipo lo máximo que pueda», una meta que podría derivar en su continuidad para el resto de la temporada.

El serbio ha apuntado que le gusta la plantilla con la que va a competir, así como el entrenador, y llega con las ideas muy claras: «Todos sabemos que es fundamental lo que se hace en la pista, pero lo más importante es la química en el vestuario y seguro que puedo ayudar mucho en eso».