Visita a La Fonteta en el camino de retorno a la normalidad

  • El Hereda San Pablo Burgos se medirá a Valencia Basket este domingo, desde las 20:00 horas, en la Fuente de San Luis

 

El Hereda San Pablo Burgos continúa trabajando para recuperar una cierta normalidad como equipo después de que sus efectivos hayan ido reincorporándose al trabajo grupal a lo largo de esta semana. El cuadro que dirige Joan Peñarroya visitará en esta décima jornada de Liga Endesa a Valencia Basket, en un choque que arrancará a las 20:00 horas de mañana domingo en el Pabellón Fuente de San Luis.

Los burgaleses afrontarán este encuentro con prácticamente todas sus piezas disponibles para sentarse en el banquillo, a excepción del alero Xavi Rabaseda, que aún cumple aislamiento domiciliario en su recuperación de la COVID-19. La lógica marca que los procesos de regreso al trabajo en cancha para los afectados por la pandemia sean todavía lentos tras más de diez días parados. No obstante, Joan Peñarroya ya ha podido disponer de entrenamientos grupales en los que se han reincorporado primero Jordan Sakho y Jasiel Rivero y después Álex Barrera, Thad McFadden y Goran Huskic.

“Parecíamos un equipo”, destacaba Joan Peñarroya sobre el entrenamiento del jueves, que fue “el primer día que había diez jugadores de la primera plantilla entrenando” en el tiempo transcurrido durante las últimas tres semanas. Las reincorporaciones de los miembros que han superado la enfermedad al juego del equipo serán paulatinas para mermar la posibilidad de lesiones: “Todo tiene su proceso para que mínimamente haya pocos riesgos para la salud de estos jugadores. Van a estar para ayudar”, apuntaba el técnico de los burgaleses, que añadía: “Van a estar mucho mejor todos los jugadores de lo que lo estuvieron en el último partido”.

El entrenador afirmaba: “Todos tenemos ambición por hacerlo bien”, a pesar de las circunstancias, y exponía: “Venimos de 17 días en los que no hemos entrenado. Vamos a intentar que el tiempo de recuperación para que nos parezcamos al Hereda San Pablo Burgos de hace tres semanas sea el menor posible”.

Los castellanos harán frente a cuatro partidos, de competición doméstica y continental, en los próximos ocho días, comenzando con el choque de mañana frente a Valencia Basket. El cuadro taronja se presenta como “un equipo construido para estar entre los ocho primeros de Euroliga y para competir con Barcelona y Real Madrid para ganar la acb”, apuntaba Peñarroya en la previa.

Los valencianos disponen de “una plantilla larga con un potencial muy grande en todas las posiciones”, con jugadores de primer nivel como Sam Van Rossom, Bojan Dubljevic o Louis Labeyrie. Además, los de Jaume Ponsarnau se han reforzado para esta temporada con Klemen Prepelic y Nikola Kalinic, “un jugador top en Europa”, recalcaba el entrenador de los burgaleses. Una muestra del potencial como equipo de Valencia Basket es que las ausencias por lesión de Sastre, Marinkovic y San Emeterio no le impidieron vencer a Armani Milan en la noche de ayer viernes en Euroliga (86-81).

“Vamos a ir a competir bien seguro”, señalaba Peñarroya, consciente de que los suyos aún necesitan un margen de tiempo para recuperar su mejor versión. Pese a todo, el cuadro burgalés encarará este partido “como intentamos afrontar todos, de tú a tú y con la intención clara de ganarlo”.

De vuelta a La Fonteta, una cancha donde los castellanos dejaron buenos recuerdos alcanzando las semifinales de la Liga Endesa en la pasada temporada, el Hereda San Pablo Burgos tratará de sumar una nueva victoria de acb en el partido que comenzará mañana domingo, a las 20:00 horas, en Valencia.

Rueda de prensa de Joan Peñarroya